Punto 6 del «Manifiesto Para Niñas»:

«Trépate a todos los árboles que puedas. Eso no es ser “marimacho”, es estar viva y saber jugar. Recuerda que para eso vas a necesitar ropa cómoda».

Pensando en esta combinación de ideas, «trepar a un árbol» y «ropa cómoda», se me ocurrió comprobar que imágenes me encontraba en google-imágenes al introducir las palabras «ropa para niñas».  He de decir que lo que me encontré no me sorprendió demasiado. Hagan la prueba si sienten curiosidad…

Resultado de la búsqueda: predominio de colores cálidos (por supuesto en el color rosa reinando sobre todos los demás), mucha falda o mejor dicho mucha minifalda, vestidos coquetos (incómodos) tutus, lazos por aquí y por allá, poses de princesas casi a punto de hacer una reverencia, niñas cogiéndose la faldita para mostrar su vuelo, zapatitos de princesa (sabrinas –también llamadas bailarinas, toreras-sandalias…). Justo el tipo de ropa que te impide poder trepar a los arboles, tirarte por tobogán al mismo tiempo que lo llenas de tierra del parque, o revolcarte en el césped cuando te venga en gana.

Las niñas lo tienen complicado para subirse a los árboles. Es cierto que no siempre usan esa ropa y que también hay prendas y calzado cómodo para ellas (pantalones, camisetas, botas, zapatillas…). Incluso los días que hay educación física en el colegio se puede estar en chándal y zapatillas todo el tiempo…Pero pobre de esas niñas cuando llega el fin de semana y hay que «arreglarse» o asistir a un evento importante (una comida familiar, una boda, etc.). Entonces están perdidas. Son las ocasiones en las que hay que ponerse el vestido mono o la falda a juego con las medias, los zapatos de «vestir» o las sandalias de tiras preciosas… que ya me dirán como puede correr una niña con semejante calzado o subirse a una árbol.

Y aún así lo hacen porque está en su naturaleza (exactamente de la misma forma que está en los niños) la alegría por correr, saltar, brincar, revolcarse, despeinarse… Tenemos un problema muy serio en nuestra sociedad si las niñas aprenden que determinada ropa es necesaria para «estar más guapas» aunque haya que sacrificar el juego, el disfrute y la infancia.

Recuerden que para trepar a los arboles los niñxs necesitan ropa cómoda… Todxs.