¿Cuánto tardas en elegir prendas que disimulan tus «defectos»? ¿Terminas usando siempre el mismo tipo de ropa? ¿Cuántas veces has salido triste o cabreada porque pensabas que nada te sentaba bien? ¿En alguna ocasión has renunciando a tus planes de salir, al no verte bien con ninguna ropa?

 

El hábito de probarse toda la ropa del armario hasta encontrar la que «mejor sienta» es innecesaria e inútil. Te voy a explicar porque. Puesto que no podemos vernos de forma objetiva, sí además ese día no te gustas especialmente, en las sesiones «probatorias» encontrarás ninguna prenda que te guste, porque no es tu cuerpo el que falla sino la idea que ese día tienes en la mente de tu cuerpo. Es decir, si crees que estás hinchada, veras que le ropa te hace más gorda un (aunque no sea cierto) y si ese día te preocupa el trasero, verás también que toda la ropa hace que tu trasero parezca más grande aún.

Por pura sugestión, acabamos viendo aquello que creemos o pensamos, confirmando así nuestras preocupaciones y temores. Además, cuanto más tiempo dedicas a probarte ropa, más confirmas lo que ya piensas: que no tienes el cuerpo adecuado para esa ropa. Estoy segura de que nunca crees lo contrario: que es la ropa no se ajusta a tu cuerpo.

Probarse mucha ropa antes de salir no es un problema per se, pero cuando alguien se siente insegura con su cuerpo, esta conducta agrava el malestar. En primer lugar, porque se utiliza para confirmar que el propio cuerpo o algunas de sus partes son «feas» sin un criterio objetivo. En segundo lugar, lejos de resolver el problema, al probarse mucha ropa empeora la percepción que tenemos del cuerpo en ese momento, y por pura sugestión se agrava el malestar psicológico. Finalmente, un mal día probándonos ropa, puede llevarnos a cancelar nuestros planes o incluso a modificar nuestro estilo de vida

El ejercicio 3 del Paso 3 del programa UNICA pretende ayudarte a reducir el tiempo que dedicas a probarte ropa. Regístrate y accede gratis a este ejercicio y al resto del programa UNICA:

http://www.unicaproject.com

 

Imagen de  Wendy Wei de Pexels